Alentejo

Saboree


El Dulce que nunca amargó

En el Alentejo se come y se bebe muy bien. Comer, beber y picar son rituales, formas de convivir, de recibir, de celebrar. Se suele decir que en la casa de un verdadero alentejano, tenga mucho o tenga poco, la mesa está siempre servida. Es verdad. Y esta realidad concede un sabor muy especial al descubrimiento de la gastronomía y de los vinos. Son productos de reconocida valía turística, pero no fue el turismo el que los creó para consumo externo: forman parte, y una parte feliz, del día a día más auténtico de la región. En este marco, nuestra invitación sólo puede ser una: ¡sea alentejano por unos días!

Terminemos con los dulces, que son otro sabroso viaje que no se debe perder. Los golosos tendrán que contenerse porque cada tierra tiene los suyos —¡y son muchas!— y las monjas de los conventos de antaño, en lo tocante a la repostería, nunca dejaron sus cosas en manos ajenas.

La tradición viene de lejos y nos trae aromas de especias que el Alentejo prácticamente nunca dejó de tener, tanto si venían por tierra, de la mano de mercaderes árabes y judíos, como posteriormente, cuando comenzaron a venir por mar. Es el caso de la perfumada canela que entra en la composición de tantos dulces tradicionales.

En las casas de pobres y de ricos, en días de fiesta o para endulzar amarguras del día a día, la imaginación de los artistas de la cocina fue creando un amplio recetario. Además de los bollos secos de panadería que se cuecen en el mismo horno donde se hace el pan, encontramos en todo el Alentejo los nógados y las filloas, los bollos fintos, los folares de Pascua y las azevias navideñas rellenas de cabello de ángel o de grano, entre otros muchos, vinculados a fuertes tradiciones locales.

Una parte sustancial de los pasteles y dulces de mayor reputación en el Alentejo son de origen conventual. Los ingredientes que forman estas delicias son sencillos de encontrar: azúcar, huevo (¡mucho huevo!), pan, leche, queso, requesón, canela, almendra, cabello de ángel y poco más. Cualquier persona puede coger una receta e intentarlo. Hacerlos con calidad ya no estará al alcance de todos, porque los secretos se guardaron y pasaron, celosamente, de generación en generación. Y lo dulce, como lo salado, también exige "mano”.

Afortunadamente, hoy tenemos un factor de peso a nuestro favor: es tan fuerte la convicción de que la confitería también es patrimonio que, para poder probarla, ya no precisamos del privilegio de visitar aquellas casas donde había siempre una abuela o una tía que hacía unos dulces de chuparse los dedos. Forman parte, como siempre lo hicieron en el Alentejo, de la carta de los buenos restaurantes. Pero, lo mejor de todo es que también se venden en pastelerías especializadas, enteros o en porciones, lo que permite transformar una simple merienda en una experiencia que nos lleve al séptimo cielo.

Sólo como muestra de lo mucho que la región puede ofrecer en el capítulo de los dulces, tome nota y pruebe: en Castelo de Vide, boleimas de manzana; en Elvas, sericaia con ciruelas; en Portalegre, caramelos de huevo y pasteles de Santa Clara; en Borba, dulce dorado; en Arraiolos, pasteles de tocino; en Mora, quesitos del cielo; en Évora, morgado y pan de rala; en Mourão, encharcada y bolo rançoso; en Alcáçovas, Conde das Alcáçovas; en Beja, porquinho doce y queso conventual; en Serpa, quesadas de requesón; en Almodôvar, pastel chibo; en Alcácer do Sal, piñonadas; en Grândola, pastel de torreznos; en Santiago de Cacém, alcomonias; en Sines, areias y vasquinhos…
 
Hay muchos más y para todos los gustos. Bebidas para acompañar tampoco le van a faltar: vinos licorosos y excelentes licores, de origen popular o conventual.

volvervolver
de_la_tierra_a_la_mesa_122458952958b80dace7668.jpg

De La Tierra a La Mesa
Download

guia_museus_espanhol_gr_10562588854efdd3c799bac.png

Guía de Museos del Alentejo
Download

generico_espanhol_gr_1719079734efdd0755f81e.png

Tiempo para ser feliz
Download

Saber lo que el Alentejo tiene para ofrecer
Turismo do Alentejo Turismo de Portugal - Alentejo
INALENTEJO QREN União Europeia